lunes, 19 de julio de 2021

Nuevas lechuzas para los campos colmenareños

Por segundo año consecutivo, hemos podido llevar a cabo la introducción de lechuza común en los campos colmenareños.
En el marco del proyecto de rapaces nocturnas que desarrollamos en la finca de producción ecológica, la Suerte Ampanera, y en colaboración con BRINZAL, hospital de recuperación de rapaces nocturnas, hemos logrado que se incorporen a la naturaleza 4 nuevas lechuzas.


Con un aspecto quizás, menos deslumbrante cuando son pollos, en cuanto empluman sus cuerpos, se transforman en bellísimas aves que surcan los campos cuando las tardes dan paso a la oscuridad de la noche.


Cuatro pollos han sido objeto de la cría campestre o hacking en una de las cajas nido que tenemos en la finca a tal efecto. El 28 de abril fue el día de introducción de los pollos, a una edad en la que son capaces de termoregular y alimentarse por sí mismos con la comida que Rafa y los empleados de la finca suministraban diariamente para el correcto desarrollo de los polluelos.






Con la vigilancia de nuestras cámaras de fototrampeo, hemos podido hacer el seguimiento, sin molestias, del crecimiento y la emancipación de "nuestras" lechuzas, que han volado sin contratiempos de la caja a finales de junio. 
El objetivo principal es que se establezca en la finca alguna pareja reproductora y colaborar a la recuperación de la especie en la Comunidad de Madrid, donde se encuentra en un estado de conservación muy delicado, con escasas parejas y con un declive muy pronunciado en los últimos años.
Solo nos queda esperar a la próxima temporada de cría y confiar en que se produzca el ansiado emparejamiento. 
Mientras tanto, gracias a estos proyectos, hemos tenido algún avistamiento de lechuza en los cascos urbanos de Colmenar Viejo y Soto del Real, que hacía años que no se producían.
Finalmente, agradecer a todos los participantes en este proyecto, la ilusión, sensibilidad, y esfuerzo, por la conservación y recuperación de esta preciosidad alada. Muchas gracias a todos.