jueves, 11 de julio de 2024

Respeto a nuestras golondrinas.

Un año más, una pareja de golondrina común (Hirundo rustica), ha decidido criar en el interior de uno de los talleres de la granja escuela CEI El Jarama. 


Sabiendo que es una especie insectívora súper beneficiosa (su alimentación se basa en insectos, principalmente moscas y mosquitos), procedimos a facilitarles la reproducción, facilitando el acceso permanente a la sala, con un cartel advirtiendo de que no se cerraran las ventanas.

Como uno de los mayores inconvenientes es la caída de excrementos, en nuestro caso, en una mesa de trabajo donde l@s niñ@s realizan sus manualidades, lo solucionamos poniendo una pequeña madera bajo el nido. Una vez comprobado que la pareja de golondrinas lo aceptaba, todo prometía que la convivencia entre aves y humanos, iba a ser cordial.


A principios de mayo, la pareja de golondrinas ya tenía la primera puesta completa. 

Un par de semanas después, los pollitos nacían con su gracioso plumoncillo cubriendo parte de su piel desnuda.



Inmediatamente, ya empezamos a ver los primeros resultados positivos de la plataforma anticacas.



Los pollos se desarrollan con naturalidad, a pesar de que por el taller pasan diariamente más de un centenar de niñ@s, con el correspondiente jaleo y ajetreo.


Aún así, los adultos entraban a cebar medianamente "ajenos" al barullo de la sala, aprovechando la ocasión, como educador, para fomentar el respeto a la naturaleza y a la fauna que nos rodea, y explicar los beneficios de una vida respetuosa mutua.


A mediados de junio, los pollos lucían el cuerpo totalmente desarrollado y emplumado.




Y la utilidad de la sencilla medida para una convivencia feliz, queda demostrada con la última foto de esta entrada.

 

domingo, 7 de julio de 2024

Protegiendo a las aves. Modificación de tendidos eléctricos peligrosos.

 


Las aves, símbolos de libertad y belleza, se enfrentan a un peligro invisible en los cielos: los tendidos eléctricos. Estos cables, diseñados para transportar energía, se convierten en trampas mortales para miles de aves cada año.

Manzanares el Real, un municipio madrileño reconocido por su riqueza natural, no es ajeno a esta problemática. Desde la M608, recorriendo el paseo perimetral del embalse de Santillana accediendo por el arroyo Samburiel alberga una gran diversidad de aves, desde milanos, córvidos,  hasta pequeñas aves insectívoras.

Sin embargo, la presencia de tendidos eléctricos sin aislar en estas zonas representaba un grave riesgo. Las aves, al volar o posarse, pueden chocar con los cables, lo que provoca lesiones graves o incluso la muerte por electrocución. Es por ello que la modificación de estos tendidos eléctricos se convierte en una necesidad urgente a nivel internacional. La Fundación Iberdrola España, consciente de este problema, ha iniciado un ambicioso proyecto para aislar los tendidos eléctricos peligrosos para las aves en diferentes puntos del país. Si en 2016 esta circunstancia era un problema grave, denunciado a la Plataforma SOS Tendidos, a día de hoy los tendidos han sido modificados y aislados.

En Manzanares el Real, este proyecto ya ha dado sus frutos. Se han aislado varios tramos de tendidos eléctricos en el paseo perimetral del embalse de Santillana desde la M608 y el arroyo Samburiel, protegiendo así a miles de aves de un destino fatal. Dicho cambio de tendidos evita las podas que se realizaban en los fresnos para evitar incendios. En octubre de 2016 desde ANAPRI denunciamos las modificaciones que se estaban realizando en los tendidos de este paseo, de cabeza muy peligrosa tipo 0. Se realizó el cambio de los postes antiguos y se instalaron otros de cabeza plana y cables expuestos en la cabeza de máxima peligrosidad. En su día fueron publicados en un Mapa interactivo de la web de la plataforma SOS Tendidos y que con el paso del tiempo se mantiene vivo en https://objetivotendidos.blogspot.com/ 

Tendidos denunciados en 2016

Nuevos tendidos.


Es importante destacar que este proyecto no es solo una iniciativa de la Fundación Iberdrola España, sino que cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Manzanares el Real y de diversas organizaciones conservacionistas que en su día formaron la Plataforma SOS Tendidos. Este tendido que ha sido modificado siguiendo las directrices actuales de seguridad para las aves, en su día fue denunciado a la plataforma y esta lo añadió al mapa de tendidos peligrosos de España.

La unión de esfuerzos es fundamental para proteger a las aves y garantizar su supervivencia en un mundo cada vez más amenazado por las actividades humanas. Manzanares el Real se convierte así en un ejemplo de compromiso con la conservación de la biodiversidad y la protección del medio ambiente.

Juntos, podemos construir un futuro más sostenible donde las aves puedan volar libres y seguras por nuestros cielos y postes eléctricos.

 





Eduardo Ramírez Esteban.

Vicepresidente de ANAPRI.