lunes, 3 de agosto de 2020

ANAPRI en I Feria del libro de Miraflores de la Sierra.

El próximo 9 de agosto de 2020, Anapri participará en la I Feria del Libro Mira-Flores de la Sierra 2020, presentando y dando a conocer a todos los visitantes, la "Guía de aves de la Dehesa de Navalvillar" de Colmenar Viejo.


Aprovechamos desde aquí para animaros a acercaros a conocernos y charlar con el autor, además de visitar todas las casetas y conocer al resto de autores y sus trabajos, y disfrutar del "frescor" y acogimiento que nos brinda esta bonita villa serrana.

 
          



















En la presentación del domingo 9 y desde las 20:00h, hay la posibilidad de adquirir nuestra guía de aves por 15€, firmada, si así se desea, por el autor.

jueves, 30 de julio de 2020

Casco urbano como lugar de campeo.

En estos últimos meses, por las circunstancias que han acontecido de salud pública y, en mi caso, la paralización de mi actividad laboral, he tenido bastante tiempo para mirar por la terraza. A la ya publicada intensidad de observación registrada en nuestros diarios pajariles del confinamiento, han seguido otras observaciones menos rutinarias pero continuadas.

Milano negro (Milvus migrans)

En este caso, las observaciones giran en torno al uso que han hecho algunas rapaces del casco urbano de Colmenar Viejo (Madrid), como lugar de campeo.

Milano negro (Milvus migrans)

Muy habituales han sido los vuelos rasantes de los milanos negros, cerca de los tejados, provocando continuas espantadas de las cada vez más numerosas palomas domésticas.

Milano.

Mucho más intensas han sido estas visitas al avanzar la primavera, quizás en busca de jóvenes de gorriones y estorninos inexpertos, que podrían ser presa fácil.

Milano.

Su pariente, el milano real, también ha visitado con asiduidad el horizonte sobre el cielo que ejercen los tejados.

Milano real (Milvus milvus)

Mucho más salvaje e indómita, el aguililla calzada causaba auténtico pánico entre todas las aves, escuchándose constantes señales de alarma entre todas las aves del vecindario cuando hacía acto de presencia.

Aguililla calzada (Hieraaetus pennatus)

Y no era para menos, su presencia no era casual, venía expresamente a buscar alguna presa. La mirada hacia los tejados, de la siguiente foto, helaba la sangre a más de un ave que pensara que podría ser su objetivo.

Aguililla calzada (Hieraaetus pennatus)
Una maravilla observarla en el pueblo con ese vuelo elegante y esa fiereza que la caracteriza.

Aguililla calzada (Hieraaetus pennatus)
Pero si hay una rapaz que me ha sorprendido ver en mi barrio, ha sido al halcón peregrino, más por el número de veces, que por el hecho de verla.

Halcón peregrino (Falco peregrinus)

Este proyectil viviente, como lo definió hace años nuestro referente Félix Rodriguez de la Fuente, "me ha visitado" 7-8 veces.

Halcón peregrino (Falco peregrinus)

Varias le localicé con presa en las garras como se puede apreciar de manera testimonial en las fotos, pero también me brindó un increíble picado, sin éxito, que me dejó con la boca abierta, y todo, sin salir de casa.

jueves, 23 de julio de 2020

Chotacabras gris o europeo (Caprimulgus europaeus)

Llevaba varias semanas con el propósito de subir al Pico San Pedro, pero quien haya subido alguna vez, sabe que es una subida exigente, así que por unas cosas o por otras lo iba retrasando. Pero el 3 de julio fue el día. Como en estas fechas hace un calor del carajo, a las 6:00h estaba allí, con fresquito por cierto.
Lo primero que vi fue un búho real todavía activo, pero ya a punto de recogerse. Escucho un chotacabras gris o europeo, que en otras ocasiones ya he escuchado en el Pico. Este es diferente al más habitual chotacabras pardo o cuellirrojo. Colmenar, se encuentra en el límite de distribución de ambos. El gris o europeo hacia el norte y el cuellirrojo hacia el sur de la península. Aunque en zonas montañosas del sur de la Península también se pueden localizar.
Bueno, pués la cosa, es que la suerte hace que descubra al chotacabras volando hacia mí, y se posa en una roca a unos 10m. Lógicamente yo alucino. Nunca lo había visto. No me sorprende del todo su confianza, por que el cuellirrojo cuando lo vemos por los caminos es muy confiado.
Total, que me dedico a echarle fotos y esto es lo más decente que consigo con la luz que había.

Chotacabras gris o europeo (Caprimulgus europaeus)

Es increible el mimetismo que consiguen con su plumaje, confundiéndose con las diferentes tonalidades de la roca.

Chotacabras gris o europeo (Caprimulgus europaeus)

En un momento dado, comienza a elevar y bajar la cabeza, lo que interpreto como que se está empezando a poner nervioso, así que decido retirarme.

Chotacabras gris o europeo (Caprimulgus europaeus)

En esa retirada, sale a 2 m de mí otro individuo simulando estar herido, estrategia de algunas aves cuando están criando para alejarte del nido.

Camuflaje de pollo de Chotacabras gris o europeo (Caprimulgus europaeus)

 Una búsqueda rápida, y ahí está, un pollito emplumando y eficazmente camuflado.

Camuflaje de pollo de Chotacabras gris o europeo (Caprimulgus europaeus)

Es la primera vez que compruebo la reproducción de esta especie en territorio colmenareño. El Pico San Pedro debe ser su bastión, ya que es en el único lugar que le he escuchado en época reproductora. Aunque escaso, debe criar aquí desde hace algunos años. La altura a la que descubrí a los individuos, era superior a los 1100m, lugar donde no se encuentran a sus parientes cuellirrojos, que generalmente seleccionan positivamente alturas inferiores para reproducirse.


viernes, 17 de julio de 2020

Autillo (Otus scops)

El autillo europeo (Otus scops), es la menor de las rapaces nocturnas que podemos ver en España. Fácilmente reconocible por su monótono reclamo, llegar a verles es harina de otro costal.

Autillo camuflado (Otus scops)
Relativamente común, pasa generalmente inadvertida por el excelente camuflaje que le proporciona su plumaje.

Autillo camuflado (Otus scops)
Es una especie mayoritariamente estival, si bien, en algunas zonas, principalmente en regiones mediterráneas y del sur peninsular, existen poblaciones sedentarias asociadas principalmente a parques urbanos y periurbanos.

Autillo camuflado (Otus scops)
Para reproducirse utiliza huecos en los árboles, aunque en caso de ausencia, puede anidar en huecos en taludes y construcciones humanas.

Autillo camuflado (Otus scops)
Esa dependencia para criar en huecos de árboles, le hace estar muy relacionada con las poblaciones de pájaros carpinteros. Los nidos viejos de pico picapinos y pito real son utilizados con mucha frecuencia por este simpático "buhito".

Juvenil de Pito real (Picus viridis)

Juvenil de Pito real (Picus viridis)
Como en todas las rapaces nocturnas, los pollos de autillo salen de sus nidos antes de ser capaces de  volar. Es importante saber que si se ve algún pollo en alguna rama baja de algún árbol, hay que dejarle ahí. Aunque nos pueda parecer que está abandonado y en peligro, los padres los vigilan. En caso de encontrarlo en el suelo, lo podemos subir a una ramita de algún árbol cercano.

Pollos de autillo (Otus scops)
Las principales amenazas para su conservación, tienen que ver principalmente con el uso de plaguicidas en la agricultura, que mata a infinidad de invertebrados, que son el alimento de estas aves, y la destrucción de sotos de ribera y la eliminación de arboles viejos, donde sacan adelante a su prole.

Pollos de autillo (Otus scops)
 Una suerte haber disfrutado de la observación de este grupo familiar.


lunes, 13 de julio de 2020

Resultados de ocupación de cajas nido en la Suerte Ampanera 2020.

Desde el año 2012 tenemos colocadas cajas nido en la finca de producción ecológica "La Suerte Ampanera", en Colmenar Viejo (Madrid). El objetivo principal era crear las condiciones necesarias para que criaran varias especies de aves. Al ser un encinar joven, no existían huecos naturales para que varias especies de aves trogloditas puedieran criar. A lo largo de los años, hemos ido colocando cajas adaptadas a cada especie, cosa que se logra con la dimensión de la caja nido y con el diámetro de entrada adecuado. Con esta acción conseguimos aumentar la biodiversidad de la finca y, con un mayor número de cajas preparadas para aves insectívoras, conseguimos un control biológico de posibles plagas de insectos, manteniendo el arbolado saneado.

Caja nido para agateador.

Actualmente la finca cuenta con 81 cajas nido, 2 para cárabo, 4 para lechuza, 4 integradas en majanos de piedra para mochuelo/abubilla, 11 medianas para autillo/abubilla/estornino y 60 pequeñas.
Las grandes, de momento no han tenido éxito, igual que las de mochuelo y lechuza, que han sido colocadas este año, si bien, en las de lechuza hay confianza de que sean ocupadas en años posteriores después del hacking de este año. Las medianas, de momento solo las ocupan estorninos, más oportunistas y numerosos que las otras dos especies objetivo.

Pollo emplumado de Herrerillo común

En las pequeñas, hace algún año, decidimos reducir el diámetro de entrada en la mayoría, para favorecer la ocupación de insectívoros puros como herrerillos. De no haber reducido las entradas, la mayoría estarían ocupadas por gorriones, más fuertes y generalistas en su alimentación, lo que reducía las posibilidades de conseguir un mayor control de gusanos y orugas que pueden atacar a los árboles. El daño colateral es que impedimos también la reproducción de carboneros comunes. Aún así hay 10 cajas con abertura apropiada para estas especies, de las que 5 han sido ocupadas por gorriones comunes y 2 por carboneros.
En total, de las 60 cajas pequeñas, 41 han sido ocupadas, lo que supone el 68,3%. Ha habido una caja ocupada por agateador, 2 por herrerillo capuchino, y 31 por herrerillo común.

Caja nido pequeña con diámetro de entrada adaptado a Herrerillo.

De las 31 cajas ocupadas por herrerillo común han tenido éxito reproductor 24 cajas, lo que supone el 77,4% y han volado un total de 172 polluelos, con una media de 7,17 pollos por nido. En 7 cajas, equivalente al 22,6%, se ha malogrado la reproducción. Se han encontrado puestas sin eclosionar y pollos muertos en el nido. Aunque la causa de estos fracasos es difícil de precisar, la presencia habitual en la finca de depredadores como gineta y gavilán, pueden estar detrás de ello.
Tras un gran esfuerzo y empeño, en pleno estado de alarma, conseguimos los permisos necesarios para que no se perdiera un año en la toma de datos continuados que llevábamos realizando durante 8 años seguidos. Desgraciadamente, para cumplir estríctamente con las normas de seguridad, no nos han podido acompañar en estas jornadas los socios de ANAPRI.

lunes, 6 de julio de 2020

Ayudando a la lechuza común (Tyto alba) en la Comunidad de Madrid.

La lechuza común es una de las rapaces nocturnas que ha sufrido uno de los mayores descensos en sus poblaciones reproductoras, tanto a nivel nacional, como en la Comunidad de Madrid. La asociación ANAPRI (Asociación Naturalista Primilla), ha emprendido acciones para aliviar y revertir en lo posible este declive.


 A finales del pasado año 2019, ANAPRI, preocupada por las alarmantes noticias de las tendencias poblacionales de un par de especies de rapaces nocturnas, como mochuelos y lechuzas, decidió poner en marcha un proyecto para beneficiarlas. Nos interesó muy especialmente poner el punto de atención en la lechuza común (Tyto alba), que ya fuera declarada Ave del año por SEO/Birdlife en el 2018, haciéndose eco de los resultados de su seguimiento a nivel nacional, que confirmaban un acusado descenso en sus poblaciones. Otros recientes resultados obtenidos del seguimiento en la Comunidad de Madrid, realizado por la asociación BRINZAL, dedicada al estudio y la conservación de las rapaces nocturnas, arrojaban unos preocupantes datos de un declive de un 70% de la población en los últimos 15 años, estimándose la cantidad de parejas reproductoras en la Comunidad de Madrid por debajo de las 50. En Colmenar Viejo (Madrid), donde ANAPRI realiza la mayoría de sus trabajos, no hay más de 2-3 parejas.


Desde hace años, ANAPRI colabora con la Finca de Producción ecológica “La Suerte Ampanera” en el desarrollo de diferentes proyectos encaminados al aumento de su biodiversidad y a fomentar el producto local, de cercanía, y respetuoso con el medio ambiente. La finca, situada en el término municipal de Colmenar Viejo, produce con mimo y de manera sostenible, unos productos de sus rebaños de cabras de excelente calidad, como son sus productos lácteos, especialmente sus quesos, de reconocido renombre. Por citar solo alguno de sus premios, uno de sus quesos fue galardonado como el mejor queso de España en el año 2011. A este premio le han seguido infinidad de reconocimientos a nivel nacional e internacional. 

Para dar forma a nuestro proyecto, nos pusimos en contacto con los responsables del Centro de Recuperación para Rapaces Nocturnas de BRINZAL, cerrando el círculo de colaboradores necesarios. 


En pleno periodo de confinamiento y con los correspondientes permisos, el 11 de mayo BRINZAL nos cedió 6 pollos de lechuza de aproximadamente un mes de edad, que procedimos a alojar en una caja nido, para desarrollar lo que se conoce como hacking o cría campestre. Este método, consiste en criar los pollos, colocándolos en un nido artificial adaptado a sus necesidades y facilitándoles alimento hasta que sean totalmente independientes, sin necesidad de adultos de su especie, y evitando ser vistos en el aporte de alimentación, para evitar el troquelado o improntado. 


Introduciendo el pollo de lechuza en la caja nido.

Con el esfuerzo de añadir a la rutina diaria la alimentación de las lechuzas, Rafa, dueño de la finca, ha hecho posible que 6 nuevas lechuzas vuelen libres y se unan a la exigua población de la rapaz, con la ilusión y la esperanza de que por su condición de filopatría, se establezca una nueva pareja reproductora en la zona, aportando así, nuestro pequeño granito de arena para la necesaria recuperación de esta emblemática dama de la oscuridad.

Rafael González. Propietario de La Suerte Ampanera




 Autor: José Antonio Matesanz, Presidente de ANAPRI (Asociación Naturalista Primilla) y coordinador del proyecto “Rapaces Nocturnas en la finca de producción ecológica La Suerte Ampanera”. anapri@hotmail.es

Agradecimientos: A Rafael González, propietario y gestor de la finca La Suerte Ampanera y a BRINZAL (Centro de Recuperación para Rapaces Nocturnas), en especial a Iván y Kika, así como a los entusiastas socios de ANAPRI, que por las condiciones del estado de alarma no pudieron acompañarnos.

viernes, 3 de julio de 2020

Embalse de Guadalix de la Sierra.

Durante el mes de junio hemos hecho un par de salidas al embalse de Guadalix de la Sierra. Las lluvias del año han hecho que el embalse esté pletórico de vida. Iniciando el recorrido, escuchamos el potente canto del carricero tordal en la zona de espadañas. Cuando la vegetación cambia a orla espinosa, surge en lo alto de las ramillas el cantarín zarcero común.


Cuando se inunda la cola del embalse por las precipitaciones durante el invierno y la primavera, se dan las condiciones idóneas para que críen con facilidad fochas y somormujos.


No faltan las garzas reales por sus orillas, aunque estas de momento no han criado ningún año en la zona.


Su pariente la garza imperial, es menos común, pero de vez en cuando nos alegran con su presencia en sus pasos migratorios.


El repetido reclamo del buitrón nos hace descubrirlo primero en vuelo y luego posado en un arbusto.


Este año se ha vuelto a crear una colonia de garcillas bueyeras, quizás demasiado tardía. Parece que los recientes calores están evaporando a buen ritmo el agua, poniendo en riesgo el éxito reproductivo.


Esta temporada se ha reproducido con éxito al menos una pareja de tarro blanco, por segunda vez consecutiva,  y otra de porrón común, de reproducción irregular. Al contrario que la reproducción de ánade friso, que hacen del embalse de Guadalix uno de los lugares más importantes para la reproducción de la especie en Madrid.


El ánade real es la anátida más común y se reproduce con facilidad en el lugar.


En las saucedas del limite del embalse se mueven bastantes pajarillos, y pudimos descubrir a un joven críalo.


Los galápagos leprosos no dudan en solearse con los rayos de la tarde.


Mientras, por los limos de la orilla se alimentan las cigüeñuelas. Otra especie que se estableció como reproductora hace algunos años. Cerca descubrimos a un pollo del año.



Las gallinetas también son comunes en las zonas con más vegetación, aunque de vez en cuando se las puede sorprender más expuestas andando por la orilla.


Y el atardecer nos trae la llegada de martinetes. Una de las tardes llegamos a contabilizar hasta 15 individuos.



viernes, 26 de junio de 2020

¡MUY CUCO EL CRÍALO!

En España tenemos dos especies de cucos: el Críalo europeo (Clamator glandarius) y el Cuco común (Cuculus canorus). La peculiaridad de estas especies de cucos es su estrategia reproductora, basado en la parasitación de nidos de otras aves. Ponen sus huevos en nidos de otras especies, logrando engañar a sus hospedadores, que criarán a los pollos ajenos sin darse cuenta.

Urraca alimentando a Críalo (Fotografía Pedro Sanz)
El críalo, está especializado en parasitación de córvidos, principalmente urracas (Pica pica). Este cucúlido es capaz de alimentarse casi en exclusiva de orugas de todo tipo, incluso las que están protegidas por sustancias tóxicas o pelos urticantes. España cuenta con la mayor población europea de la especie, unas 55.000 parejas, que, por el momento, no parecen presentar graves problemas de conservación.
Críalo europeo (Clamator glandarius).  (Fotografía Pedro Sanz)
Es un ave de tamaño medio, morfológicamente muy semejante al cuco, del que se diferencia por su aspecto más esbelto, por tener una cola más larga y por el colorido del plumaje. Este es de tono marrón grisáceo en las regiones dorsales, que aparecen salpicadas de motas blancas, al igual que ocurre con las plumas del ala. La zona ventral es de color blanquecino, con la garganta teñida de ocre-amarillento. En la cabeza luce un capirote de color gris plateado —que remata en una pequeña cresta ligeramente eréctil— y un anillo ocular rojo. El joven presenta una coloración incluso más vistosa que los adultos, pues exhibe un intenso color achocolatado con abundantes motas blancas en el dorso y unas regiones ventrales blancas, que se tornan amarillo-ocráceas en pecho y cuello. Las plumas de vuelo poseen un vistoso color rojizo, en tanto que el capirote es negro y el anillo ocular más conspicuo que el de los adultos.
Pollos de Críalo con su familiar adoptivo, la Urraca  (Fotografía Pedro Sanz)
En Colmenar Viejo tenemos la gran suerte de tener una buena población de Críalos, con una estrecha relación con las Urracas colmenareñas. Cada año vemos como la inteligente Urraca es engañada muy a su pesar, disfrutando de escenas como estas en un tejado de la localidad madrileña.
Urraca alimentando a pollos de Críalo  (Fotografía Pedro Sanz)
Más información: 
http://anapri-asociacionnaturalistaprimilla.blogspot.com/2016/06/cucos.html