viernes, 27 de diciembre de 2013

Los otros de "La Nava"

El pasado 21 de diciembre estuvimos en la laguna de La Nava, en Fuentes de Nava, Palencia. El objetivo principal era que los socios de ANAPRI conocieran el lugar, si bien lo que nos dió el impulso definitivo para visitarla, fue intentar localizar esos gansos "raros" que se están viendo. Barnacla cuellirroja , barnacla cariblanca, ansar piquicorto y ánsar careto chico. He titulado así la entrada, porque no conseguimos encontrar a ninguna de esas "rarezas", pero disfrutamos enormemente con el resto de especies que pudimos observar.
A las 6:30h salíamos de Colmenar Viejo, con varios grados bajo cero, temperaturas que las previsiones meteorológicas nos informaban que nos iban a acompañar hasta bien entrada la mañana. Después de tomar un cafecito en Mazariegos, nos dispusimos a empezar a observar aves. Bien abrigados, paramos en el parking de Cantarranas, donde ya comenzamos a ver los primeros gansos por los campos, algunas garcetas grandes, garza real y gorriones molineros. Cruzamos la carretera y desde la pasarela de El Prado y su observatorio, detectamos un grupo de ánades reales y unas cornejas posados en la capa de hielo que cubría esta parte de la laguna. Continuamos hacia el observatorio de la Colada. Chochín, mosquitero, escribano palustre, bisbita común, trigueros y algún herrerillo, nos acompañaron en el recorrido. Desde la segunda planta del observatorio vimos alguna cerceta común y en los campos más gansos, cigüeñas blancas, aguilucho lagunero y una pareja de aguilucho pálido. Un poquillo más adelante, algún colirrojo tizón y en un corral donde se guarda ganado, pudimos descubrir a un mochuelo.


Cogimos de nuevo la furgo y antes de llegar al observatorio del Corralillo, fuimos parando alguna vez y escudriñando entre los miles de ánsares comunes a ver si encontrábamos las rarezas, sin resultado positivo.


Sí que tuvimos suerte en encontrar algunos ejemplares de ánsar careto grande. A lo largo del día encontramos unos 10 o 12.


Después de comprar pan y algo de comer en Fuentes de Nava, nos fuimos por la carretera de Becerril de campos en busca de más gansos. Por aquí pudimos ver algunos milanos reales, ratoneros, cernícalos vulgares y un bonito halcón peregrino dominando toda la estepa desde una de las torretas de la luz.


Comimos en el observatorio del Corralillo, observando todos los ánsares que se divisaban desde el lugar. Algunos patos cuchara, ánade friso, y un tarro blanco, además de un buitrón y un grupito de 8 grullas, nos amenizaron la vista entre bocado y bocado. También en la laguna observamos un par de agujas colinegras y algunas agachadizas.
A la que íbamos a tomar otro cafecito al pueblo, por encima nos pasó una avutarda. La única que vimos en todo el día.
Volvimos de nuevo al observatorio y disfrutamos con la caza de topillos por parte de las garcetas grandes, con una alta efectividad en sus lances.


Alertados por un compañero que nos dijo que habían visto 4 ánsares piquicortos desde el observatorio de La Güera, nos desplazamos hasta allí con esperanzas de encontrarlos pero no hubo suerte. A cambio un nutrido grupo de silbones daban colorido a la escasa superficie de agua no congelada.


Con estas últimas observaciones, decidimos regresar hacia nuestro Colmenar natal con el recuerdo de un día muy fresquito pero en buena compañía y por supuesto con muchas observaciones pajariles.

No hay comentarios: