martes, 12 de diciembre de 2017

¿Donde está Wally?

Emulando aquella serie de libros creada por el británico Martin Handford en 1987, en la que en sus páginas ilustradas había que encontrar a wally en escenas, con decenas de detalles que despistaban al lector, he decidido hacer una entrada a su estilo. En aquellos libros Wally siempre lleva jersey de rayas horizontales rojo y blanco, gafas, pantalón vaquero y un gorro de lana, también de rayas.


Algo parecido se me ocurrió al mirar las miles de gaviotas del vertedero de Colmenar. Entre tonalidades grises, negras y blancas, encontrar alguna rareza o gaviota diferente no es sencillo. Para el ojo un poco más entrenado, quizás el juego no tenga mucho entretenimiento. Sin embargo, para el que quiera jugar, recomiendo que se paren un momento a observar estas dos primeras fotos, a ver si descubrís la gaviota diferente.


Voy a estirar el cuello. Quizás desde aquí arriba se vea mejor. Hey, al cerrar el plano, me parece ver algo.


 
Efectivamente ahí está. Entre la maraña de gaviotas sombrías, con el manto gris oscuro, casi negro, destaca una gaviota con el manto gris claro. Con ese colorido sólo podría ser una gaviota patiamarilla o argentea adultas. Como las patas no se aprecian bien, amarillas en la patiamarilla y rosas en las argenteas, nos fijamos en el listado de la nuca y el cuello, blanco en la adulta de patiamarilla, lo que nos lleva inequívocamente a un adulto de gaviota argentea.




domingo, 10 de diciembre de 2017

Barnacla cariblanca y chorlito dorado en el Embalse de Santillana.

El pasado día 7 de diciembre nos dimos una vuelta por el embalse de Santillana. En esta ocasión aprovechamos nuestra ruta en busca de gaviotas, para buscar a una Barnacla cariblanca (Branta leucopsis) que se había visto ese mismo día por la mañana. No tardamos en dar con ella.

Barnacla cariblanca (Branta leucopsis)
La Barnacla cariblanca es un ganso de tamaño mediano que se reproduce en zonas árticas como Groenlandia, Spitsbergen o Nueva Zembla, pero también en latitudes más bajas (Suecia, Países Bajos). Inverna de forma regular en las islas Británicas y en el mar del Norte. Todas las poblaciones árticas son migradoras y se desplazan desde Groenlandia y el norte de Rusia hasta Irlanda, Gran Bretaña y Países Bajos.

  
Barnacla cariblanca (Branta leucopsis)
Algunos individuos llegan como invernantes a España, pero de manera muy escasa, aunque también puede observarse en paso migratorio. Se distribuye de forma irregular en zonas húmedas —tanto interiores como costeras— de la mitad noroccidental de la Península, sobre todo en las lagunas de Villafáfila y algunos humedales gallegos. En las marismas del Guadalquivir se considera invernante regular, aunque escaso. También hay citas en el delta del Ebro y la albufera de Valencia. Aparece de forma ocasional en Baleares. En invernada se encuentra en terrenos cercanos al mar, como marismas o prados costeros. Con mucha menor frecuencia aparece en zonas interiores, casi siempre de manera bastante accidental, ya sea por extravío o empujada por otros gansos a cuyos bandos se une.


Barnacla cariblanca, tarro canelo y ganso del Nilo.
En este caso estaba junto a 50 tarros canelos (Tadorna ferruginea) y a 4 gansos del Nilo (Alopochen aegyptiaca). La unión con estas especies, podría hacer pensar en que se trate de un ave escapada de alguna colección privada. Por otra parte, es conocido que en el Reino Unido y en los Paises bajos existen poblaciones asilvestradas de estas dos especies, por lo que tampoco se puede descartar que hayan llegado en migración desde aquellas zonas. La barnacla porta una anilla metálica en su pata derecha, cosa que tampoco descarta el origen silvestre o doméstico, ya que en ambos casos podría estar anillada. Sea como fuere, lo cierto es que está aquí y hemos disfrutado de su presencia.  

Barnacla cariblanca (Branta leucopsis)

En cuanto a su comportamiento, no era especialmente confiada y junto a las demás aves, mantenía una distancia de seguridad más bien media-larga. En los momento que se respetaba esa distancia, se dedicaba a alimentarse de hojas y tallos de plantas herbáceas que ingiere pastando por los verdes campos.
Decidimos alejarnos y seguir a lo nuestro, cuando al rato, en la orilla, junto a un par de avefrías, descubrimos a dos chorlitos dorados.


Chorlito dorado europeo (Pluvialis apricaria)
Tampoco son muy comunes por los embalses serranos, así que fue una grata sorpresa encontrarlos allí. Son unas limícolas, que procedentes de las tundras del norte del continente, llegan para invernar en la península, generalmente en zonas de pastizales y barbechos, mucho menos acuáticas que otros miembros de su familia.

Chorlito dorado europeo (Pluvialis apricaria)
*Información consulttada en enciclopedia online "De la A a la Z" de Seo/Birdlife.

viernes, 8 de diciembre de 2017

Noviembre en el embalse de Santillana.

El embalse de Santillana es uno de los lugares donde pajareamos habituálmente. En nuestras salidas, casi siempre logramos ver al martín pescador con su resplandeciente colorido azul metálico, en su vuelo raudo a ras de agua, casi siempre precedido por su agudo reclamo, pero alguna vez, le conseguimos pillar medio distraido y logramos retratarle.

Martín pescador (Alcedo atthis)
Noviembre nos depara la posibilidad de encontrar algunas grullas que, aunque escasas, deciden parar a descansar durante algunas horas, pocas veces más de un día. En este mes descubrimos un grupito de 7 individuos que salieron volando del encinar, con la suerte de que una de ellas, decidió posarse de nuevo en la orilla durante algún instante, que nos proporcionó el tiempo suficiente para disfrutarla con el telescopio y poder fotografiarla para documentar su presencia.

Grulla (Grus grus)
Ya en este mes, el número de cormoranes es abundante, pasando de varios centenares, y posando para nosotros en las rocas, con la tranquilidad y protección que les proporciona el agua circundante.

Cormorán grande (Phalacrocorax carbo)
Entre los patos habituales, hay posibilidad de que se cuelen algunos menos comunes, como ocurrió con un par de hembras de silbón europeo que se alimentaban en las orillas del embalse.

Silbón europeo (Anas penelope)
Siguen viéndose algunas abubillas, aunque el estatus en la comunidad de Madrid es esencialmente estival. Las preguntas que se nos plantean es de si se tratan individuos peninsulares o por el contrario son abubillas procedentes de otros paises europeos más norteños. En cualquier caso, siempre es un placer poder observar a estas preciosas aves en temporadas en las que, en principio, deberían estar ausentes.

Abubilla (Upupa epops)
Para rematar, aunque la variedad de limícolas en este mes suele ser pírrica, siempre nos alegra encontrarnos con el simpático y nervioso andarríos chico.

Andarríos chico (Actitis hypoleucos)

lunes, 27 de noviembre de 2017

Mirlo acuático (Cinclus cinclus)

Hace una semana, planteamos una excursión con el específico objetivo de observar al curioso mirlo acuático.
Su distribución abarca toda la región cantábrica, Pirineos y Galicia, así como el Sistema Central y el Sistema Ibérico, donde su distribución es más fragmentaria. En el sur de la Península, la especie se hace aún más rara, con poblaciones aisladas en los Montes de Toledo, Las Villuercas, Sierra Morena, Sierra Nevada, Cazorla y serranías malagueñas y gaditanas.

Mirlo acuático (Cinclus cinclus)
La especie se restringe a cursos de agua de buena calidad y, en general, poco alterados. El hábitat potencial en nuestro país lo constituyen ríos de media o alta montaña, de más de 3 metros de anchura de cauce y pendientes medias de entre el 2% y el 15%, así como de profundidad escasa (que permita el afloramiento de piedras en el curso del río) y con una buena calidad del agua (que posibilite la presencia de ricas poblaciones de invertebrados acuáticos). El cauce debe ser lo más natural posible, aunque puede soportar una presión moderada de transeúntes y actividades humanas.

Mirlo acuático (Cinclus cinclus)

El mirlo acuático es un ave de carácter nervioso, que vuela rápidamente sobre la superficie del agua y se mueve con soltura entre las piedras del río antes de lanzarse a bucear. Cuando está posada suele mostrarse inquieta; levanta la cola y realiza continuas flexiones con las patas.

Mirlo acuático (Cinclus cinclus)

Se trata de una especie residente en toda su área de distribución, que restringe sus desplazamientos a movimientos altitudinales en la propia cuenca de los ríos donde habita.

Mirlo acuático (Cinclus cinclus)
Los efectivos ibéricos parecen haberse reducido de manera generalizada, a pesar de que en las últimas décadas han aparecido nuevas poblaciones en el tercio sur peninsular. La tendencia general, con todo, parece claramente negativa, con una población mínima estimada en unas 3.300 parejas.

Mirlo acuático (Cinclus cinclus)
Es un especialista en el consumo de invertebrados acuáticos —particularmente larvas de efímeras, moscas de las piedras, libélulas, escarabajos acuáticos y pececillos—, aunque también ingiere otros insectos, moluscos y pequeños crustáceos. Para capturar su alimento, busca de forma muy activa —bien buceando, bien semisumergido— bajo los guijarros y entre el tapete de algas. Realiza frecuentes y continuas inmersiones. 

Mirlo acuático (Cinclus cinclus)

Es un ave muy sensible a la alteración de su hábitat, por lo que el creciente deterioro de ríos y arroyos está directamente relacionado con la cada vez menor presencia o abundancia de la especie. La degradación de las cuencas, la contaminación y la acidificación de las aguas son responsables de la desaparición de los invertebrados que le sirven de alimento, mientras que la regulación de los ríos por construcción de presas, canales, tomas de agua, etc., reduce el hábitat óptimo de la especie. Por otro lado, la presencia continua de paseantes, pescadores o excursionistas en las riberas donde cría puede provocar la pérdida de puestas. Actualmente, aunque el mirlo acuático no se incluye en el Libro Rojo de las aves de España, el deterioro general de los cursos de agua ya ha colocado a la especie al borde de la extinción en algunas regiones mediterráneas. En el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas aparece incluido dentro de la categoría “De interés especial”.

Información sacada de la enciclopedia virtual "De la A a la Z" de Seo/Birdlife.

miércoles, 22 de noviembre de 2017

Exposición "Aves de Colmenar y entorno" 2.

A las 19:00h del viernes 17, realizamos el acto inaugural de la exposición. Ante unas 40 personas, pudimos dar a conocer nuestra asociación, nuestras lineas de actuación, con la educación ambiental y los estudios y seguimientos de fauna como los dos pilares fundamentales.

Foto: Eduardo Ramírez
Explicamos en qué consistía la muestra, dejando claro, que todas las aves habían sido retratadas por socios de la asociación, y que para ver a esas especies no hacía falta salir del término municipal de Colmenar Viejo.

Foto: Eduardo Ramírez
Y paso previo a la visita, pusimos cantos de aves realizados por nuestros socios Ángel y Pedro, para que los asistentes pudieran disfrutar de su belleza y dejarse llevar a diferentes momentos de la vida de la avifauna local, en las que se hacen patentes sus demostraciones cantoras.

Foto: Eduardo Ramírez
Después,  fue momento de contemplar las instantaneas y se establecieron los correspondientes corrillos para charlar sobre todo lo relacionado con la expo y los pájaros.

Foto: Eduardo Ramírez

Foto: Eduardo Ramírez

Foto: Eduardo Ramírez
Rodeados de amigos y con la satisfacción del trabajo bien hecho, abandonamos el centro cultural Pablo Picasso a eso de las 21:00h.

domingo, 19 de noviembre de 2017

Exposición "Aves de Colmenar y entorno" 1.

El pasado viernes 17 fue un día intenso y satisfactorio. Después de varios meses preparando la exposición, recopilando fotos, eligiendo las más adecuadas y buscando la máxima participación de nuestros socios fotógrafos, al fín, había llegado el día esperado. Por la mañana, los que pudimos, nos acercamos al centro Cultural Pablo Picasso. En la sala que nos cedieron, nos organizamos para ir montando las fotos en los marcos.

Foto: Olga Arroyo Maroñas.
Mientras Ángel en primera instancia y después Olga, partían trozos de papel adhesivo para pegar las fotos en cartulinas blancas, tarea de la que se encargó Ángel, Arsenio se encargaba de rotular el nombre de la especie retratada y del autor, para finalmente, un servidor, meterla en el marco y cerrarla. Olga también fue la encargada de fotografiar el proceso.

Foto: Olga Arroyo Maroñas.
Una vez enmarcadas las 45 fotografías, tocaba acercar los marcos a la sala donde se iban a exhibir. Tras colocarlas en el suelo por todo el perímetro, fuimos eligiendo la forma más idónea de asociar las especies con diferentes criterios.

Foto: Olga Arroyo Maroñas.
El siguiente paso consistió en ir colocando las fotografías en las cadenillas, intentando mantener las distancias entre cuadros iguales.

Foto: Olga Arroyo Maroñas.
Después rematamos limpiando las huellas de todos los cristales para que los protagonistas lucieran con todo su explendor.

Foto: Olga Arroyo Maroñas.
Y después de casi cuatro horas lucíamos así de sonrientes y orgullosos a la espera de la inauguración de la tarde.

Foto: Olga Arroyo Maroñas.

martes, 14 de noviembre de 2017

Aves de Colmenar y su Entorno.

Con este título, presentamos una exposición de fotografía colectiva de los socios de Anapri. La exposición consta de 40 fotografías de aves que se pueden ver por el territorio colmenareño y zonas cercanas. No es una exposición en la que prime la calidad técnica y compositiva, que también, sino más bien, hemos buscado que todos los fotógrafos de la asociación, más profesionales o más aficionados, tengan su hueco para enseñar las aves retratadas en sus salidas al campo.


Habrá un acto inaugural a las 19:00h, en el que daremos a conocer nuestra asociación, hablaremos de las fotografías y, gracias a las grabaciones de nuestros compañeros, nos trasladaremos a paisajes sonoros con los que nuestras queridas aves, nos deleitan siempre.

domingo, 12 de noviembre de 2017

Jilguero lúgano (Carduelis spinus)

Hoy dando un paseito por el parque lineal del Arroyo del Espino, detrás del centro comercial del Ventanal de la Sierra, en Colmenar Viejo, nos hemos encontrado con esta agradable sorpresa.
Jilguero lúgano (Carduelis spinus)
En un gran aliso que hay junto a una fuente, hemos visto movimiento de varios pajarillos. Al mirar, hemos descubierto a varios lúganos, ahora denominado jilguero lúgano por cuestiones taxonómicas.
Jilguero lúgano (Carduelis spinus)
En Colmenar es una especie puramente invernante, y especialmente asociada a arroyos y riberas donde hay alisos, en los que se alimenta de sus pequeñas piñas, haciendo gala de grandes acrobacias para conseguirlas.

Jilguero lúgano (Carduelis spinus)
La sabiduría popular decía que venían cada 4 años. No es del todo cierto. Presenta un comportamiento migratorio variable según el área de distribución. A su vez, muestra movimientos regionales y continentales que dependen de la disponibilidad de alimento y no están sujetos a una regularidad anual. Las poblaciones del entorno del mar Báltico y Rusia se desplazan en invierno hacia el centro y sur de Europa. El número de ejemplares que migran depende del éxito reproductor de la primavera anterior y de la disponibilidad de alimento. Por ello, cada dos-cinco años, en función de la fructificación del abeto rojo en el norte de Europa, se producen grandes irrupciones de lúganos en el centro del continente, que en ocasiones alcanzan también la Península Ibérica y otros territorios mediterráneos. 

Jilguero lúgano (Carduelis spinus)
Por otra parte, las poblaciones centroeuropeas son sedentarias, aunque, igualmente, la crudeza del invierno o la escasez de semillas fuerzan su desplazamiento hacia los países mediterráneos. A su vez, en estos territorios meridionales puede haber poblaciones reproductoras sedentarias que en invierno se desplazan de manera errática. En España, los lúganos que llegan en otoño e invierno proceden de casi toda Europa, según se desprende de la recaptura de aves anilladas.

Jilguero lúgano (Carduelis spinus)
Aunque podría confundirse con el verdecillo, el pico largo y puntiagudo, las contrastadas marcas amarillas sobre ala oscura y el flanco y vientre muy blanco y listado, nos pueden ayudar a diferenciarlos.

Jilguero lúgano (Carduelis spinus)
Los machos además tienen el pileo negro. El reclamo también es diferente. Una buena forma de localizarlos es buscándolos en alisos.

*Parte de la información procedente de la enciclopedia de SEO/Birdlife.

lunes, 6 de noviembre de 2017

Rescate de gaviota sombría

Después de las primeras lluvias otoñales, el domingo salimos al embalse de Santillana. Nuestro objetivo de hoy, era contabilizar las gaviotas que encontrábamos muertas o moribundas, a causa, probablemente, de botulismo. Pero vamos a empezar por el final. Cuando ya habíamos hecho una batida por la orilla, en el camino de regreso, detectamos un individuo juvenil de gaviota sombría tumbada junto al agua. Al acercarnos, el instinto de supervivencia hizo alejarse con torpes movimientos, lo que delataba ciertos síntomas de botulismo, que lo que hace es atacar poco a poco el sistema nervioso, afectando a su movilidad. Tras acercarnos, descubrimos también un anzuelo clavado en la mandíbula superior del pico. Procedimos entonces a atraparla y llamar a los agentes forestales, que en una respuesta rápida, vinieron a recojerla y llevarla a un centro de recuperación. Esperemos que sobreviva y pueda volar libre durante muchos años.

Juvenil de gaviota sombría (Larus fuscus)

La mañana amanecía con algunas nubes, pero con menos frío del esperado. La humedad nos dejó una imagen bonita con un arcoiris diluido junto al pueblo de Manzanares el Real, con su espectacular castillo.

Las acumulaciones de gaviotas en las orillas iban reduciéndose, para dirigirse hacia los vertederos donde consiguen el sustento alimenticio diario durante toda su invernada en nuestras tierras.

Gaviotas reidoras, sombrías y garza real.
En la orilla descubrimos a un ratonero desayunando una gaviota sombría adulta. Posiblemente fuera otra baja por botulismo, que aparentemente no se transmite a los animales carnívoros que después se comen sus cadáveres.

Busardo ratonero (Buteo buteo)
Hoy el telescopio le dejamos en casa, así que nuestras observaciones eran sobre todo de aves cercanas. Ahora, además de algunos banditos de pardillos, las bisbitas pratenses son especialmente abundantes.

Bisbita pratense (Anthus pratensis)
Por último, como curiosidad, descubrimos este joven cangrejo señal, que imaginamos aprovechó la humedad de las lluvias del día anterios para dispersarse hacia otras zonas.

Cangrejo señal

sábado, 4 de noviembre de 2017

Fin del paso de cigüeña negra por el Pardo.

El pasado mes de octubre dimos por finalizado el seguimiento del paso migratorio de la cigüeña negra por el embalse del monte del Pardo. Como en años anteriores, la campaña la dimos por terminada una vez que se dan dos jornadas seguidas sin conseguir detectar ningún individuo.

Cigüeña negra (Ciconia nigra). Foto: Eduardo Ramírez.
Los datos de septiembre fueron los siguientes:

Día 11: 9 individuos.
Día 19: 2 individuos.
Día 28: 3 individuos.

En octubre realizamos tres jornadas con estos resultados.

Día 8: 3 individuos. Día 15: 0 individuos.
Día 22: 0 individuos.

Cigüeña negra (Ciconia ciconia).

Con estas jornadas dimos por terminado el seguimiento hasta el año que viene.