domingo, 20 de septiembre de 2020

Viaje al estrecho de Gibraltar 2

El segundo día de nuestro viaje al estrecho, lo comenzamos visitando las marismas del Río Palmones, al norte de Algeciras. No se veía muchísimo movimiento pajaril, pero nada más llegar, disfrutamos de la presencia de un martín pescador posado en un cartel de las marismas. En vuelo vimos algún grupito de avocetas, algún archibebe claro y un zarapito trinador. Los carteles también los utilizaban para posarse las garcetas comunes.

Foto: Fabián Luján.

Al borde de las marismas, había un observatorio gestionado por el Colectivo ornitológico cigüeña negra COCN, y que por su situación elevada, nos habría permitido observar más cosas, pero desgraciadamente estaba cerrado. 

Foto: Ana García

Aún así, continuamos por el paseo marítimo, y en una zona de la marisma con arena, descubrimos varios chorlitejos grandes, y en la zona ajardinada, nos entretuvimos con un papamoscas gris. Ajustándonos al plan, aprovechamos para desayunar en una terracita.
Después nos dirigimos al Monte de Algamasilla. Desde la zona recreativa del Bujeo, parte una preciosa pista forestal, que nos lleva monte arriba entre alcornoques. Nos llamaron la atención infinidad de "capullos" de mariposas en las cortezas. Por lo que pudimos investigar, parece que el lugar es zona de distribución de la famosa mariposa monarca.

Foto: Ana García

Por aquí disfrutamos de pajarillos forestales como carboneros, herrerillos, trepadores azules y algún mosquitero musical, y por supuesto, en el cielo, diferentes aves planeadoras en migración.
Nos deleitaron durante un buen rato varias aguilillas calzadas "jugando", persiguiéndose, haciendo espectaculares picados y con una especial querencia por un pino, donde varias acababan tocando sus ramas. No descubrimos el objetivo de tales maniobras.

Aguilillas calzadas. Foto: Fabián Luján.

Aguilillas calzadas. Foto: Fabián Luján.

Milanos negros y halcones abejeros seguían pasando en vuelo alto. Se nos cruzó un gavilán y más bajas volaban algunas águilas culebreras.

Águila culebrera. Foto: Fabián Luján.

Desde aquí volvimos a comer y descansar al alojamiento. Por la tarde nos acercamos al observatorio de Cazalla. 

Foto: Ana García
                               

En el interior de sus instalaciones hay una bonita exposición de fotografías de aves y paneles que nos ayudan a conocer la zona y la importancia del lugar para la migración de las aves.

Foto: Ana García.
                                 

Foto: Ana García.

En el exterior, un fuerte viento, hace que los milanos negros desistan de cruzar el estrecho y vuelan bajos ladera arriba, alejándose de la costa.

Milano negro. Foto: Fabián Luján.

En los postes y cables cercanos al observatorio, vemos algún cernícalo posado.

Cernícalo vulgar. Foto: Eduardo Ramírez

Y protegiéndonos del sol bajo techo, descubrimos a los primeros alimoches.

Foto: Ana García

Alimoche. Foto: Pedro Juán Sanz

El fuerte viento y las ganas de conocer más sitios, hizo que cambiásemos de ubicación. Nos dirigimos a Getares, y desde allí al faro de Punta Carnero. Las vistas desde aquí de la Bahía de Algeciras son espectaculares. En las pequeñas afloraciones rocosas del mar, vemos descansar gaviotas de Audouin, vuelvepiedras y alguna garceta común. Como no todo es trabajar, también nos dio tiempo a disfrutar de unas cervecitas.

Foto: Ana García
                                                       
Pero no podíamos dejar de disfrutar del paisaje y seguir buscando cosillas. Enormes buques navegaban de un lado a otro, y entre ellos el ágil vuelo de las pardelas cenicientas. Para rematar, descubrimos un grupo de delfines, que nos brindaron muy buenos momentos, incluidos espectaculares saltos.

Foto: Ana García.

Y así nos pilló el anochecer de un intenso día, con Gibraltar difuminándose en la oscuridad.

Foto: Pedro Juán Sanz

viernes, 18 de septiembre de 2020

Viaje al estrecho de Gibraltar 1.

Desde hacía mucho tiempo teníamos pendiente un viaje al estrecho de Gibraltar para disfrutar del inigualable espectáculo de la migración de las aves. Ha tenido que ser en este desconcertante año del Covid cuando nos hemos animado, poniendo también nuestro pequeño granito de arena al impulso del turismo nacional. Ana y Bert desde un pueblo de Cádiz, Nuria y Fabián desde El Tiemblo (Ávila), y desde Colmenar Viejo (Madrid), Elena, Ricardo, Pedro, Eduardo, Arsenio, César, y el que suscribe, nos juntamos en nuestro alojamiento de Algeciras, en la tarde del 24 de agosto, para disfrutar de tan emocionante evento.

Parte del equipo en el Algarrobo. Foto: Eduardo Ramírez

Después de acomodar nuestras cosas en el alojamiento y un pequeño descanso merecido tras el largo viaje, pusimos rumbo al observatorio del Algarrobo, a mitad de camino entre Algeciras y Tarifa. Desde esta modesta instalación, muy útil por otra parte, con su techado y asientos de piedra, comenzamos a ver las primeras aves.

Aguililla calzada (Hieraaetus pennatus). Foto: Fabián Luján

Más o menos cerca, pasaban algunas águilas calzadas. La mayoría en su plumaje claro más normal, pero no faltaron algunas de morfo oscuro, e incluso una de morfo intermedio.

Aguililla calzada (Hieraaetus pennatus) Morfo intermedio. Foto: Bert-Willen Geesink


También vimos pasar a alguna culebrera adulta. Estas observaciones iban intercaladas con otras de milanos negros y halcones abejeros que pasaban en mayor cantidad en vuelos más altos.

Águila culebrera (Circaetus gallicus). Foto: Bert-Willen Geesink


La suerte hizo que nos sobrevolara también un águila pescadora, al apostre, la única que vimos en todo el viaje.

Águila pescadora (Pandion haliaetus). Foto: Bert-Willen Geesink


Algunas golondrinas, vencejos y abejarucos también se dejaban ver en pequeño número, pero igualmente en vuelo hacia el sur, con el objetivo de cruzar al continente africano.
La cantidad de aves, también nos daba para buscar algunas características diferenciadoras entre adultos y juveniles, como el caso de las culebreras, donde algunos jóvenes presentan la garganta blanca.

Juvenil de Águila culebrera (Circaetus gallicus). Foto: Bert-Willen Geesink

Descubrimos también un azor que se dirigía al arbolado, mientras los buitres leonados sobrevolaban las crestas de los montes cercanos. No faltaban tampoco el paso intermitente de algunos cernícalos primillas y posiblemente vulgares, difíciles de distinguir en vuelo. 
Con la satisfacción de haber disfrutado de nuestro primer contacto con la migración y haber observado buen número de aves y de diferentes especies, llegaba el momento de volver al alojamiento a cenar y descansar, para estar preparados para los siguientes días. Pero cuando estábamos llegando a Algeciras, descubrimos un buen bando de milanos negros. Lo más rápido que pudimos, buscamos un lugar seguro para aparcar y disfrutar del excelso espectáculo.

Bandada de Milano negro (Milvus migrans). Foto: Eduardo Ramírez.

Una enorme bandada de unos 800 individuos cicleaban encima de nosotros, con las dudas que les generan los vientos de levante que reinaban en esos momentos.

Bandada de Milano negro (Milvus migrans). Foto: Eduardo Ramírez.

Genial broche para nuestro primer día de observación de la migración en el estrecho de Gibraltar.

jueves, 20 de agosto de 2020

ANAPRI y la Educación Ambiental.

Desde los inicios de ANAPRI, teníamos claro, que uno de los frentes más importantes a cubrir, era la Eduación ambiental.

Multitud de agresiones contra el medio ambiente, nos dejan claro, que su cuidado no es una de las prioridades de nuestros gobernantes y de multitud de personas adultas, que tienen otros intereses y prefieren el "pan para hoy y hambre para mañana".

Sin importar dejar un mundo de "mierda" a sus propios descendientes, con un planeta contaminado, un mundo degradado, con desigualdades sociales, pobreza, escasez de recursos naturales, aguas contaminadas, plásticos por todas partes, extinción de especies animales y vegetales, etc.

Allí donde nos llaman vamos y contamos nuestras experiencias y nuestra modesta visión para hacer un mundo mejor, en una estrecha relación con lo local y la naturaleza.

A finales de Junio, estuvimos en unas huertas comunales de Navalafuente (Madrid), donde acudimos a hablar sobre huertos y aves. 


Aunque los asistentes estaban ciertamente concienciados, pudimos resolver algunas dudas sobre la conveniencia de respetar a los diferentes animales con quien comparten espacio en el huerto, y los beneficios de las aves, en el control natural de algunos bichos que podrían perjudicar la "producción"

La presencia de niñ@s siempre es un aliciente. Nos interesa mucho saber cual es su visión en estos temas, y siempre nos sorprende agradablemente lo concienciados que están la mayoría, dándonos verdaderas lecciones. Unas chispitas de esperanza en que esto pueda cambiar en un par de décadas gracias a ellos.

Por lo demás, una apacible jornada vespertina, rodeados de una agradable compañía, y con enriquecedor debate, ya con el cielo estrellado, que fortalecieron los firmes pensamientos de que un mundo mejor es posible y de que estamos a tiempo.

miércoles, 12 de agosto de 2020

Censo de Cernícalo Primilla 2020 en Colmenar Viejo (Madrid)

Hace ya quince días que dejamos de ver a los cernícalos primillas (Falco naumanni) por el tejado de la Basílica, dando por finalizado el seguimiento que todos los años hacemos de la colonia de cría que tenemos en Colmenar Viejo.


A sabiendas de las fluctuaciones que tiene la especie en el número de parejas reproductoras en las diferentes colonias, nos es grato registrar el aumento de la población en este año 2020, en el que ha aumentado la población de 11 a 15 parejas reproductoras, si bien, al menos 1 no ha conseguido sacar ningún pollo adelante. Aunque desgraciadamente, la tendencia a lo largo de los últimos años es de descenso, no deja de ilusionarnos este aumento anual.


Entre las presas que consumen los primillas, destacan los saltamontes y langostas, además de lagartijas, micromamíferos y escolopendras. El descenso de todas estas presas, por infinidad de motivos, incluidos los producidos por el uso de pesticidas en los campos, la contaminación ambiental, el cambio climático, etc. se encuentran entre unas de las causas del descenso de esta pequeña rapaz.


Aunque el tamaño de puesta suele ser de 5 huevos, son muy pocas parejas las que logran sacar los 5 pollos adelante. Un ejemplo claro, lo hemos podido comprobar en directo, a través de la cámara colocada en uno de los nidales, y que transmite todas las temporadas la reproducción online y donde hemos podido comprobar como solo han salido adelante 2 de los 5 pollos que eclosionaron de los huevos.


Una de las peculiaridades de los primillas, es que bastante antes de poder volar, los pollos, recubiertos de un algodonoso plumón blanco, salen de los nidales y se colocan por el tejado, en un afán de supervivencia, ya que compiten ferozmente por hacerse con las presas que traen los adultos para cebarlos.


En esta estrategia, se observan carreras por el tejado, e incluso pollos de nidos contiguos, se mezclan con los pollos de otras parejas, para alimentarse. En ocasiones, se producen adopciones involuntarias, aunque otras veces hemos observado como los adultos son capaces de reconocer a los pollos no propios y alejarlos a base de picotazos.


Estas carreras y empujones por conseguir el preciado alimento, todos los años, causan la caída de pollos al suelo, generalmente sin lesiones graves, y que son recuperados en diferentes hospitales de fauna silvestre. Este año hemos tenido conocimiento de un pollo ingresado en GREFA y otro en el CRAS de Soto de Viñuelas. Una vez recuperados y terminados de desarrollar son puestos en libertad para que se integren en los grupos que realizaran las migraciones hacia África. 

Una importante novedad para el estudio de esta especie, ha sido la colaboración del Ayuntamiento con la asociación Terra Naturalis y GREFA, y que con el apoyo del Ministerio de Fomento, han colocado un GPS satelital, que dará información muy precisa a tiempo real, de donde se encuentra el macho marcado y al que han bautizado con el nombre de Colme.


Solo nos queda esperar a que Colme tenga suerte y proporcione infinidad de datos para mejorar el estado de conservación de las poblaciones colmenareñas de primilla, aplicando las medidas necesarias para revertir la tendencia negativa de este tesoro, catalogado como "En Peligro de Extinción " en la Comunidad de Madrid.

Este año desde ANAPRI hemos realizado un seguimiento de la WEBCAM del NIDAL X, aquí hemos colgado algunos momentos desde que los pollos son pequeños, hasta prácticamente su salida del mismo el 17 de julio.



sábado, 8 de agosto de 2020

Suspendida la Feria del Libro de Miraflores de la Sierra.

 Buenas, la presentación de la Guía de aves de la Dehesa de Navalvillar" que iba a tener lugar mañana domingo 9 de agosto a las 20:00h ha quedado suspendida por causas ajenas a Anapri. Aquí está el comunicado del Ayuntamiento de Miraflores en Facebook. Lo más importante, minimizar cualquier riesgo de contacto.

SUSPENSIÓN DE LA CORRIDA DE TOROS Y TODOS LOS EVENTOS DE AGOSTO
Tras conversaciones con la Comunidad de Madrid y siguiendo sus instrucciones en materia de control de la pandemia, se ha procedido a cancelar el evento taurino programado por una Empresa Particular para este sábado 8 de agosto en la Plaza de Toros en previsión de la aglomeración de gente que se prevé.
No es una decisión fácil de tomar, pero la situación del Covid junto con el conjunto de sucesivos positivos e incremento de casos en nuestro municipio, hace que haya que ser mas precavidos que nunca.
Esta misma mañana, se ha producido una situación de posible rebrote entre los jóvenes de Miraflores, por ello la Comunidad de Madrid no autoriza este evento ni ninguno durante el mes de agosto.
Para que esta situación no se agrave, pedimos responsabilidad a todos las personas para que sigan las obligaciones y recomendaciones de la Comunidad de Madrid.
También se ha procedido a la cancelación de todos los eventos programados para el mes de agosto.
Lamentamos esta decisión, pero creemos que la salud prima por delante de todo.

lunes, 3 de agosto de 2020

ANAPRI en I Feria del libro de Miraflores de la Sierra.

El próximo 9 de agosto de 2020, Anapri participará en la I Feria del Libro Mira-Flores de la Sierra 2020, presentando y dando a conocer a todos los visitantes, la "Guía de aves de la Dehesa de Navalvillar" de Colmenar Viejo.


Aprovechamos desde aquí para animaros a acercaros a conocernos y charlar con el autor, además de visitar todas las casetas y conocer al resto de autores y sus trabajos, y disfrutar del "frescor" y acogimiento que nos brinda esta bonita villa serrana.

 
          



















En la presentación del domingo 9 y desde las 20:00h, hay la posibilidad de adquirir nuestra guía de aves por 15€, firmada, si así se desea, por el autor.

jueves, 30 de julio de 2020

Casco urbano como lugar de campeo.

En estos últimos meses, por las circunstancias que han acontecido de salud pública y, en mi caso, la paralización de mi actividad laboral, he tenido bastante tiempo para mirar por la terraza. A la ya publicada intensidad de observación registrada en nuestros diarios pajariles del confinamiento, han seguido otras observaciones menos rutinarias pero continuadas.

Milano negro (Milvus migrans)

En este caso, las observaciones giran en torno al uso que han hecho algunas rapaces del casco urbano de Colmenar Viejo (Madrid), como lugar de campeo.

Milano negro (Milvus migrans)

Muy habituales han sido los vuelos rasantes de los milanos negros, cerca de los tejados, provocando continuas espantadas de las cada vez más numerosas palomas domésticas.

Milano.

Mucho más intensas han sido estas visitas al avanzar la primavera, quizás en busca de jóvenes de gorriones y estorninos inexpertos, que podrían ser presa fácil.

Milano.

Su pariente, el milano real, también ha visitado con asiduidad el horizonte sobre el cielo que ejercen los tejados.

Milano real (Milvus milvus)

Mucho más salvaje e indómita, el aguililla calzada causaba auténtico pánico entre todas las aves, escuchándose constantes señales de alarma entre todas las aves del vecindario cuando hacía acto de presencia.

Aguililla calzada (Hieraaetus pennatus)

Y no era para menos, su presencia no era casual, venía expresamente a buscar alguna presa. La mirada hacia los tejados, de la siguiente foto, helaba la sangre a más de un ave que pensara que podría ser su objetivo.

Aguililla calzada (Hieraaetus pennatus)
Una maravilla observarla en el pueblo con ese vuelo elegante y esa fiereza que la caracteriza.

Aguililla calzada (Hieraaetus pennatus)
Pero si hay una rapaz que me ha sorprendido ver en mi barrio, ha sido al halcón peregrino, más por el número de veces, que por el hecho de verla.

Halcón peregrino (Falco peregrinus)

Este proyectil viviente, como lo definió hace años nuestro referente Félix Rodriguez de la Fuente, "me ha visitado" 7-8 veces.

Halcón peregrino (Falco peregrinus)

Varias le localicé con presa en las garras como se puede apreciar de manera testimonial en las fotos, pero también me brindó un increíble picado, sin éxito, que me dejó con la boca abierta, y todo, sin salir de casa.