viernes, 8 de noviembre de 2019

PASEO A LA DEHESA DE NAVALVILLAR PARA VER AVES

Con motivo de la celebración del Privilegio de Villazgo de Colmenar Viejo y con la intención de dar a conocer a los interesados, las aves y la naturaleza de Colmenar, Anapri hemos preparado un par de rutas guiadas para los días 23 y 24 de Noviembre.
El enclave elegido es la Dehesa de Navalvillar. En grupos reducidos de 10-12 personas recorreremos parte de este paraje tan atractivo para los colmenareños y vecinos de pueblos limítrofes que nos quieran acompañar.













La salida será desde el parking de la Talanquera de Remedios, junto a la FAMET, a las 9:30h y la finalización en el mismo punto aproximadamente a las 13:30h.

En un paseo sosegado, recorreremos varios caminos, haciendo las paradas que hagan falta para observar la avifauna presente y el resto de animales que se nos pongan al alcance de nuestros prismáticos y telescopios. Disfrutaremos del vuelo de buitres leonados, buitres negros y milanos reales, además de infinidad de pajarillos como bisbita común, cogujadas, carboneros, mirlos, zorzales y unas cuantas especies más, todas ellas recogidas en la "Guía de aves de la dehesa de Navalvillar", con la que se obsequiará a todos los participantes.

Es necesaria la inscripción.

Inscripción *

lunes, 4 de noviembre de 2019

ANAPRI en el día de las aves 2019


El sábado día 5 de octubre, varios socios de ANAPRI decidimos participar en una de las muchas actividades organizadas en el día de las aves. Nos acercamos a Guadalix de la Sierra para participar en la jornada de anillamiento científico organizada por el Grupo ALULA.
Ya en Guadalix empezamos a disfrutar del trabajo de los compañeros de ALULA. De forma científica se toman los diferentes datos de las aves capturadas, tratándolas de forma que no sufran la lógica manipulación.


Cuando se anillan las aves y se sueltan, se forman grupos para la recogida de nuevas capturas. Se han instalado 6 redes a primera hora, que hacen un total de 90 metros. El trabajo, no carente de dificultad, es seguido por las personas que nos hemos acercado a participar. En todo momento se controla el acceso y número de personas, todo con el mismo objetivo, no molestar a los protagonistas, las aves. Fuera de la red se introducen en bolsas individuales de tela, en las que las aves están tranquilas, a la espera de ser medidas y anilladas.

Pero no todo es anillar, medir y pesar, el carácter divulgativo se hace evidente en cada actuación, incluso asistimos a una clase magistral sobre la migración.
Pero no cabe duda que lo mejor de todo está en sus protagonistas, verlos tan de cerca es emocionante, ya que por muchas salidas que realices al campito, verlos tan cerca es imposible. Aunque describir personalidades humanas en las aves no es lo más correcto, simpáticos Mitos, mágicos Agateadores, preciosos Mosquiteros, impetuosos Pinzones, elegantes Petirrojos, hacen las delicias en cada aparición al sacarlos de las bolsas de captura.
Foto: Samuel Torre
Por último pero no por eso menos importante, el motivo del anillamiento científico, la toma de datos se reporta a organizaciones que hacen que los mismos permitan su seguimiento público para posteriores estudios.
Damos las gracias al Grupo ALULA por suministrarnos los datos de esta jornada tan especial.
GRUPO DE ANILLAMIENTO ALULA
ÁLULA, Asociación para el Estudio y la Defensa de la Naturaleza y el Anillamiento Científico de Aves.



Haz clic aquí para responder

lunes, 28 de octubre de 2019

VISITA AL VERTEDERO DE COLMENAR VIEJO



Según lo planificado, un nutrido grupo de amigos cercano a 50 partimos del punto de salida desde Colmenar Viejo, con la idea de recorrer los caminos colmenareños para llegar al punto de encuentro con nuestros compañeros de ARBA, la Asociación de vecinos de Tres cantos y el Grupo Scout Indianas Nº 521 (ASDE).
Pasear los caminos de Colmenar Viejo nos aporta una información muy precisa de lo especial de este entorno natural, principal objetivo de esta salida, poner en valor lo especial de la naturaleza cercana al vertedero.


Mientras esperamos a nuestros amigos de Tres Cantos, ya que ellos tenían un camino algo más complicado y largo, hablamos sobre las aves de la zona.

Más o menos a la hora planificada y tras un pequeño descanso de los compañeros de Tres Cantos, partimos al punto decidido para ver el vertedero. Es una zona elevada, en el exterior norte del vertedero, que nos permite ver detalladamente el cuarto vaso colmatado y las aves que comen en el mismo. Se ve claramente como la plataforma de vertido está en su fase final y como miles de aves hacen uso de sus recursos, la basura de todos.



Frente al vertedero, Jose Antonio Matesanz, presidente de ANAPRI, nos explica cómo funciona un vertedero y los trabajos científicos sobre aves que realizan en el mismo. Nos enseña como son las anillas con las que se marcan las aves y que permiten hacer un seguimiento gracias a las lecturas en diferentes lugares, entre ellos el vertedero de Colmenar Viejo. 

Hablamos  de otras opciones a la gestión actual de los residuos según las normativas europeas y que unidas a una descentralización de los macrovertederos, solucionarían muchos de los problemas actuales. Cierto es que una gestión responsable y el cierre de vertederos como el de Colmenar, obligará a la redistribución y adaptación de especies que ahora son habituales en el interior de la península.



Gracias al telescopio terrestre podemos ver con toda claridad a los Buitres leonados y negros, Gaviotas sombrías, Gaviotas reidoras, Cigüeñas blancas, Milanos reales , Cuervos y alguna que otra Garza real, todo en menos de 1Km cuadrado.



Y como llegamos, y tras una estupenda jornada en la que hemos aprendido todos cosas de vertederos, naturaleza y aves, nos vamos. Los amigos de Tres Cantos por su camino y nosotros desandamos el nuestro para llegar a Colmenar Viejo.

Enlace relacionado: Salida al vertedero información

martes, 22 de octubre de 2019

Excursión al vertedero de Colmenar Viejo


El próximo 27 de octubre saldremos de excursión junto a nuestros amigos de ANAPRI para visitar el entorno del vertedero de Colmenar Viejo.

Partiremos caminando en dos marchas
- El grupo de Colmenar Viejo saldrá a las 10:00 desde la intersección entre la Calle Ganaderos con la Av. Cristobal Colón (una hora de camino hasta el vertedero) https://goo.gl/maps/AGxrkaMvpaH18Rzs7

- El grupo de Tres cantos saldrá a las 9:00 desde la intersección entre la Gran Vía de Tres Cantos y la Av. 21 de Marzo (7 km, dos horas de camino hasta el vertedero) https://goo.gl/maps/cfeiYiM8YZRU8dCT9

Ambos grupos nos  encontraremos en el vertedero a las 11:00.

Aprovecharemos para conocer más de cerca los caminos del municipio que dan al vertedero, su paisaje, flora y fauna. Una vez en las inmediaciones del vertedero observaremos los cientos de aves que se alimentan en este lugar, como cigüeñas, buitres y milanos, a la vez que conocemos mejor el paisaje que se verá afectado por la ampliación del 5º vaso del vertedero.

Retornaremos a nuestros puntos de partida a partir de la 12:00 para estar en Colmenar y Tres Cantos  a las 13:00 y 14:00 respectivamente.

Recomendamos llevar calzado cómodo, agua, algo de comer a media mañana, ropa acorde a la climatología y prismáticos para la observación de aves.

Puedes continuar el hilo en el twitter de ANAPRI @anapricolmenar






¡Nos vemos!

domingo, 20 de octubre de 2019

Presentación de "Guía de aves de la Dehesa de Navalvillar" en Tres Cantos.

Ayer presentamos nuestra "Guía de aves de la dehesa de Navalvillar", en la Biblioteca Lope de Vega de Tres Cantos, en la que encontramos siempre muy buena acogida a nuestras propuestas.


Ante una veintena de asistentes, pudimos contar todos los entresijos y el trabajo necesario para que este libro saliese a la luz. Tras los pertinentes agradecimientos, comenzamos a describir lo que nos encontramos en el interior de esta guía.


Desgranamos como se recogieron todos los datos, las jornadas de campo realizadas, el tiempo empleado, los Kms recorridos, las especies de aves detectadas y el número de ellas contabilizadas. Un pequeño capítulo sobre la dehesa de Navalvillar, donde se recoge parte de su historia y los arbustos escasos que descubrimos, nos lleva a unas descripciones de como evolucionaban las jornadas de toma de datos, una por cada estación del año.


Una vez en la guía de aves propiamente dicha, utilizamos varias páginas para describir y explicar la información que podemos encontrar sobre cada una de las especies de aves.


Con gran atención por parte de los asistentes, concluimos la presentación con una rueda de preguntas sobre la guía y sobre aves en general, y la venta y firma de ejemplares a los vecinos que la adquirieron.


Para todos aquellos interesados en adquirir la guía y que no pudieron asistir a la presentación, os informamos que se puede adquirir por 15€ en nuestra tienda amiga "Tu lado Animal", Avenida de España, 40 de Tres Cantos.

Vídeo de la presentación


martes, 15 de octubre de 2019

Presentación de guía de aves de la dehesa de Navalvillar en Tres Cantos.

El próximo sábado 19 de octubre a las 11:30h, presentamos nuestra guía de aves de la dehesa de Navalvillar en la Biblioteca Lope de Vega de Tres Cantos.
Si no tuvisteis la oportunidad de asistir a la presentación en Colmenar Viejo, este es un buen momento para conocer todos los entresijos y el trabajo que supone sacar una guía como esta, y las aves con las que convivimos en nuestros cercanos entornos naturales.

Os esperamos.


domingo, 13 de octubre de 2019

En busca del oso.

A principios del pasado mes de septiembre, un grupo de socios de Anapri viajamos por segunda vez en busca del oso Pardo a la zona de Somiedo (Asturias). En estas fechas, los plantígrados alargan su actividad alimenticia, ya que se tienen que cargar de grasa para pasar el invierno. Salen al atardecer, y en algunos casos alargan su campeo hasta algunas horas después del amanecer. La búsqueda de estos animales se hace con telescopios, buscando entre los canchales de las laderas montanas donde el color pardo del oso resalta sobre el color blanquecino de las rocas, donde abundan los avellanos, cuyos frutos constituyen una base fundamental en la acumulación de grasa para afrontar la hibernación.

Observación desde el Mirador del Príncipe en La Peral.

Antes de llegar a nuestro alojamiento en Pola de Somiedo, los apartamentos Auriz, muy recomendables por cierto, hicimos una primera parada en La Peral, en el Mirador del Príncipe. Nos recibió un frescor poco esperado comparado con las altas temperaturas que se estaban dando en nuestro pueblo Colmenar Viejo (Madrid) en esos mismos días. Después de un par de horitas de observación, sin éxito, pero sí disfrutando de los primeros rebecos, llegamos a nuestro alojamiento.

Frescor en La Peral

En el amanecer de nuestro segundo día, tuvimos la suerte de observar un par de osos pardos, uno primero en Gúa y otro bien entrada la mañana en La Peral. Antes de abandonar, un águila real nos sobrevoló con su espectacular presencia.

Espera mañanera en La Peral

Con el objetivo cumplido de haber tenido más de una hora de observación de la evolución de un par de osos por los canchales, el relax era patente, pero no por ello dejamos de seguir haciendo esperas. Al atardecer del mismo día, otro oso pardo bajó por la ladera del pueblito de Gúa y se quedó a escasos 400m de las casas. Como nuestro principal objetivo era la observación, disfrutamos de lo lindo turnándonos para mirar por los dos telescopios que teníamos. La camaradería en este tipo de turismo es bastante grande y respetuoso con la fauna a observar, por eso hay un lugar habilitado para la observación en Gúa, donde nos juntamos un buen número de observadores.

Oso pardo. Foto de unos compañeros franceses con los que disfrutamos el momento.

En nuestra cuarta espera, en el  amanecer de nuestro segundo día, no hubo suerte, aunque disfrutamos en varias ocasiones de algunos ciervos y corzos. Después de esas esperas, regresábamos al alojamiento a hacer un buen desayuno. Nuestro compi César, rebautizado como "el niño de las sartenes", se descubrió y nos deleitó con sus habilidades cocinillas y culinarias, haciendo que cuatro de los cinco miembros de la expedición regresaran con más peso jeje. el quinto miembro, el que suscribe, llegó con menos peso, por problemas de salud.

Feria del Ganado en Pola de Somiedo.

Nuestra estancia en Pola de Somiedo, coincidió también con las fiestas patronales, además de algún paseillo por la noche a ver el ambiente, por el día había feria de ganado, muy popular en la zona, donde los diferentes ganaderos intentan vender algunos de sus efectivos bovinos, de las razas adaptadas a la zona como son la Asturiana de los valles y la Asturiana de Montaña.
Por supuesto, como no podía ser de otra manera, sacamos tiempo para disfrutar de las refrescantes sidriñas en unos paisajes inmejorables.

Sidriñas en el valle

Para rematar, en la última espera del amanecer, volvimos a observar otro oso, el cuarto de nuestra expedición. Buen final para un bonito viaje.

miércoles, 2 de octubre de 2019

Luciérnagas

Hace ya un par de meses, nuestras inquietudes por conocer nuestro entorno y sus habitantes, hizo que programáramos una salida para intentar descubrir si había luciérnagas en Colmenar Viejo (Madrid). 
Las luciérnagas son escarabajos, (Lampyridae), de la superfamilia (Cantharoidea). Alrededor del mundo se calcula que hay más de dos mil especies de luciérnagas, casi todas ellas viven en las zonas tropicales y subtropicales. Sólo unas pocas especies se encuentran en Europa. En España (en la revisión de los coleópteros del Paleártico, Geisthardt de 2007), se han identificado 8 especies. 
En nuestras latitudes, estos bichitos se observan sólo en verano, desde finales de junio y hasta principios de agosto.
Las luciérnagas aman la humedad, por lo que se asientan sólo en áreas algo húmedas, y es allí, donde  las hembras y larvas depredan y se alimentan de las larvas de invertebrados, especialmente de pequeños caracoles y babosas (se calcula que durante el desarrollo de una larva de luciérnaga, esta puede comer más de setenta caracoles). De ahí que sean muy beneficiosas para la agricultura, siempre y cuando no se utilicen pesticidas. De hecho hay pruebas que cuando un campo se cultiva con agricultura ecológica, al cabo de unos años vuelven a aparecer las luciérnagas que habían desaparecido por el uso de agroquímicos.

Con estas premisas, ajustamos nuestra búsqueda a principios de agosto y por una calleja con cierta humedad.

Luciérnaga. Foto: Samuel de la Torre.

La jornada nocturna transcurría tranquila, escuchando el reclamo del alcaraván y del mochuelo y con la emoción y la indefensión que nos proporciona la oscuridad de la noche. Aunque los minutos pasaban, no perdíamos la esperanza de encontrar alguna luciérnaga y avanzábamos entretenidos con escarabajos, arañas y el enigmático grillotopo, del que escuchábamos su ensordecedor y chirriante reclamo, pero no lográbamos ver, sólo conseguíamos descubrir sus madrigueras en el suelo desde donde emiten el ensordecedor sonido. Ya finalizando la jornada, en el suelo, entre las ramas de un majuelo, logramos percibir el brillo característico de una luciérnaga. La emoción era desbordante, la habíamos descubierto. Todos los presentes disfrutamos del momento con gran alegría.


Luciérnaga. Foto: Azucena Bermejo

Las luciérnagas tienen órganos lumínicos especiales situados bajo el abdomen. Cuando absorben oxígeno, éste se combina dentro de las células especiales con una sustancia llamada luciferina y reacciona produciendo luz sin apenas generar calor.
La luz de la luciérnaga es por lo general intermitente, y brilla de un modo específico en cada especie. Cada forma de brillar es una señal óptica que ayuda a las luciérnagas a encontrar posibles parejas. Los científicos no saben exactamente cómo regulan los insectos el proceso de encender y apagar su luz.
La luz de la luciérnaga podría servir también como mecanismo de defensa, al emitir una señal clara de que el insecto no es un bocado apetitoso. El hecho de que incluso las larvas sean luminiscentes parece apoyar esta teoría.
El rasgo característico de todas las especies españolas es que la capacidad de bioluminiscencia se expresa sólo en las hembras y en concreto se produce en los últimos segmentos de su abdomen, los cuales resultan brillantes en la oscuridad. Esta capacidad bioluminiscente está ligada pues a la atracción sexual de las hembras, cuyos ejemplares no tienen capacidad de volar como los machos. Las hembras no tienen alas (son ápteras) y con aspecto de larva, aunque en algunos géneros pueden apreciarse pequeñas alas vestigiales.

Luminiscencia de una luciérnaga. Foto: Azucena Bermejo.

Desgraciadamente, las poblaciones de luciérnagas están disminuyendo en todo el mundo.
En la oscuridad de la noche, nuestras luciérnagas van desapareciendo como la mayoría de los insectos. Además de estar afectadas por la mortalidad causada por el uso de pesticidas, se añaden otros factores letales como el incremento de la iluminación artificial nocturna, que atrae a los machos y les hace malgastar su energía cortejando a una lámpara, y la destrucción de su hábitat natural.  Hoy la luciérnaga no es más que una víctima de nuestra insostenible forma de vida.
Esperemos poder disfrutar de estos maravillosos bichitos en las frescas noches colmenareñas durante bastantes años, aunque la predicción es poco halagüeña.

domingo, 29 de septiembre de 2019

Excursión por el embalse de Santillana.

Esta mañana nos hemos dado una vuelta por el cercano embalse de Santillana (Manzanares el Real-Soto del Real). El objetivo principal era descubrir algunas especies de aves en paso. Nada más llegar, las praderas que han ido quedando al descubierto por la sequía, se han ido cubriendo de un manto verde con las pasadas lluvias de septiembre, y la aprovechaban para alimentarse grupos de lavandera boyera, gorrión chillón y alguna collalba gris.

Collalba gris (Oenanthe oenanthe)

El arroyo Chozas, quedó sin agua hace tiempo, y en las inmediaciones comían un buen grupo de cucharas y algunos frisos. Había buena congregación de cormoranes pescando, y en las orillas se arremolinaban gaviotas sombrías, reidoras, un par de garcetas grandes, garza real, una garcilla bueyera y varias garcetas comunes.

Garceta común (Egretta garzetta)

Dos  tempraneros porrones comunes buceaban cerca de algunos somormujos y un zampullín común. Mientras, en una roca, acechaba un pequeño martín pescador a la espera de que algún pececillo se pusiera al alcance.

Águila pescadora (Pandion haliaetus). Foto de archivo en mismo embalse.

La mañana discurría entretenida, y en una gran isla que se está formando en el centro del embalse, descubrimos 6 milanos reales alrededor de una joven gaviota sombría con síntomas de botulismo (con las alas caídas). Pero la sorpresa, aunque esperada, era la presencia de un águila pescadora en la misma isla. Al poco otro ejemplar se posa a escasos metros. Algunas fochas y un nutrido grupo de 234 somormujos, entre los que se encontraban 3 ejemplares de zampullín cuellinegro, captaban nuestra atención.
El calor ya comenzaba a hacerse patente, y en el regreso, descubimos algunos andarríos chico, andarríos grande y una decena de chorlitejo chico.

Chorlitejo chico (Charadrius dubius)

Entre ellos descubrimos un par de chorlitejo grande. Uno de ellos con plumaje primaveral, con base del pico rojiza, al igual que sus patas.

Chorlitejo grande (Charadrius hiaticula)

En la apresurada huída el calor acuciante, sorprendemos a una pequeña culebra viperina, que se movía por la zona húmeda cercana a la orilla.

Culebra viperina (Natrix maura)

Un buen colofón a una agradable mañana.