lunes, 19 de noviembre de 2012

En busca del Elanio.

Ayer 18 de noviembre, nos acercamos al embalse de Guadalix con el objetivo principal de intentar localizar y observar al elanio. Al llegar, nos reciben en el cielo varios buitres, entre ellos varios negros. Mientras avanzavamos hacia el agua, seguian llegando buitres a coger una térmica justo encima de nosotros. Unos 5 buitres negros y unos 15 leonados pudimos observar en varios momentos, algunos de ellos en vuelo bastante bajo. A nuestro paso se levantaban banditos mixtos de pinzón vulgar y gorrión moruno, coincidiendo en posaderos con petirrojos, currucas cabecinegras y alguna tarabilla común. También los trigueros posaban en lo alto de los majuelos y algún buitrón hacía lo propio en alguna ramita de la vegetación del embalse. De pronto, en vuelo bajo, rozando la vegetación, 2 hembras de aguilucho pálido prospectaban el terreno en busca de algún ratoncillo, mientras en el cielo hacían su entrada en escena varios milanos reales y un gavilán. Un poco antes de llegar al agua, una pareja de cernícalos vulgares cerniéndose delante de nosotros y el pausado vuelo de caza del precioso macho de aguilucho pálido.


Al llegar a la zona acuática, nos recibe un buen popurrí de ánades y gaviotas. Ánade real, cuchara común, ánade friso y cerceta común, son los patos más comunes en éste embalse, entre ellos, un bonito macho de porrón moñudo descansa con la cabeza entre las plumas en el centro de esta concentración.
Unas 70 gaviotas reidoras y algunas sombrías, fochas, somormujos, agachadizas, andarríos grande, garzas reales, cigüeña blanca y cormorán grande, completan el conjunto de especies refugiadas en este rincón.


A la vuelta, alcaudón real, lavandera blanca, bisbita común, acentor común, mosquitero común, de nuevo los aguiluchos pálidos campeando y a lo lejos un aguilucho lagunero.
Nos acercamos a buscar al elanio en la zona más querenciosa, pero no tuvimos éxito. A cambio, el lugar nos brindó la posibilidad de observar un bonito macho de pinzón real en un bando mixto de pinzones vulgares y gorriones molineros.


Para terminar, pudimos observar como las urracas desparasitaban a las vacas presentes, mientras un ratonero cicleaba en el cielo.
Como broche final, cruzando el pueblo, de nuevo un gavilán en vuelo bajo.

No hay comentarios: