lunes, 24 de septiembre de 2012

Delta del Ebro 1.

Acabamos de regresar de un viaje de una semana por el Delta del Ebro. Una semana plenamente satisfactoria, recorriendo el Delta, conociendo las costumbres de sus gentes y por supuesto observando pájaros, muchos pájaros. Un total de 101 especies en los diferentes ambientes y hábitats incluidos en este valiosísimo paraje natural.
Nuestro primer objetivo fue llegar a la reserva de Riet Vell, gestionada por Seo/Birdlife, en la que además de existir el arrozal de producción ecológica, existe una laguna de agua dulce creada con las condiciones necesarias para atraer a lo largo del año a buena parte de las especies representativas del Delta.
Desde su observatorio se pueden observar a un número variable de flamencos, no muy numeroso, pero si con la suficiente cercanía como para poderlos disfrutar más a gusto que en otras zonas.


 Sin duda alguna, es el mejor lugar para observar y fotografiar al martín pescador. La colocación de varias perchas cercanas al observatorio lo hacen posible.




 Desde la creación de la reserva, las condiciones de producción ecológica han sido muy favorables para el aumento de la población de calamón, que encuentra en el carrizal y en el arrozal una buena fuente de alimento para su desarrollo vital.


Otras especies observables han sido el pájaro moscón, que encontraba su alimento en las eneas,


 el fumarel cariblanco, que utilizaba la laguna para cazar y descansar,


y el avión zapador que utilizaba el carrizal como dormidero.


En la parte 2, seguiremos contando más sobre la reserva de Riet Vell.

No hay comentarios: