domingo, 17 de marzo de 2013

Tarro canelo. Nueva especie para la dehesa de Navalvillar.

Hoy, viendo las previsiones meteorológicas que daban, lluvia para todo el día, me he levantado tranquilamente a eso de las 9:30 h de la mañana. He desayunado sosegado y al ver que aguantaba sin llover, no me he podido resistir y me he cogido los bartulos y me he acercado a la dehesa de Navalvillar, en Colmenar Viejo (Madrid).
Día fresco y con poco movimiento pajaril, he ido abanzando hacia la pequeña colonia de cigüeña blanca que existe en el paraje. A mi paso, con el campo completamente encharcado, salían algunas alondras y bisbitas comunes y un grupo de 20 chovas piquirrojas descansaban en unas rocas. En la colonia de cigüeñas, 7 plataformas ocupadas, 5 en postes preparados para tal efecto y 2 en rocas. De repente, mientras las observaba, de mi espalda han levantado vuelo 2 Tarros canelos (Tadorna ferruginea). Si bien, en los cercanos embalses de Santillana (Manzanares el real) y el embalse del Pardo, son relativamente fáciles de ver, sobre todo en invierno, es la primera vez que los veo en la dehesa de Navalvillar. Estaban en mitad del campo, sin ninguna charca cerca, únicamente el campo encharcado. Con el paso de paseantes y ciclistas, han levantado vuelo en varias ocasiones, pero siempre han acabado posándose de nuevo.



 Se trataba de una pareja. La hembra tiene la cabeza más blanca que el macho.


El macho, con la cabeza más ocre canela y un estrecho collar negro.


Al rato ha empezado a llover con fuerza y he emprendido la retirada. Antes algunas estivales como una abubilla y un grupito de 6 collalba gris.

1 comentario:

Eladio L. García de la Morena dijo...

Buena observación,

Estad atentos esta primavera por si llegan a criar por allí. La zona es muy parecida a donde han criado estos años de atrás en La Pedriza.

Saludos,

Eladio