domingo, 18 de enero de 2009

Elanio azul (Elanus caeruleus) en Colmenar Viejo.

Buenísimas noticias para Colmenar Viejo.
El pasado 17 de Enero descubrimos en territorio colmenareño dos elanios azules (Elanus caeruleus). Bien es sabido que esta preciosa rapaz está en constante expansión desde Extremadura, donde se encuentran las mayores densidades, hacia la meseta norte, Andalucía y valle del Ebro.
En la Comunidad de Madrid está catalogado como sedentario y reproductor muy escaso, también en expansión, localizándose la mayoría de las citas en el cuadrante sur-oeste.
En Colmenar Viejo, según el Anuario ornitológico de Madrid editado por Seo-Montícola ya se pudo ver un individuo en hábitat de cría adecuado el 3 de Julio de 1996, cita de J. Ruiz Esteban/Seo Montícola.
Con nuestra observación, estamos en disposición de poder aventurarnos a catalogar al elanio azul en Colmenar Viejo como reproductor con los indicios observados. Esperemos que todo vaya bien y continúe en esta zona.

Pues bien, la mañana del sábado nos acercamos a verificar lo que nos pareció ver de lejos la tarde del viernes. Se trata de una zona de pastizales con árboles dispersos.
Al poco de llegar al lugar disfrutamos del vuelo rasante de una preciosa hembra de aguilucho pálido (Circus cyaneus) que nos deleitó con su vuelo de caza durante algunos minutos. Tras alejarse, primer vistazo a lo lejos con los prismáticos y ¡¡¡bingo!!!, allí estaban, dos pelotitas blancas en el cable de la luz. Telescopio para ver las cosas de otra manera, ¡¡¡guau, que pasada, que preciosidad de bichos!!!, allí estaban, acicalándose el plumaje. Pero lo mejor estaba por llegar.
La mañana avanzaba, vuelos hacia una torreta, hacia otro cable, entre tanto, incordios por parte de urracas, cernícalos y hasta de un gavilán, todo ello, en una zona reducida a la que parecían tener una especial querencia. Pero la cosa no termina ahí, entre incordio e incordio, en un momento de tranquilidad, lo que eran dos elanios, pasan a ser una pareja, ¡¡¡una cópula!!!.
Y después de un buen rato, otra cópula, y luego uno de los individuos con una ramita a lo alto de un pino y del pino al cable de la luz y viceversa, por lo que el subidón es tremendo y la alegría de la posibilidad de tener una pareja de elanios empadronados en colmenar indescriptible.


video

No hay comentarios: